La convivencia

La educación relativa a las relaciones es uno de los aspectos más importantes en la formación de los niños. Somos seres sociales, y cada vez mas. La actividad social es uno de los pilares que sustentan el equilibrio psicológico del individuo. Nacemos, vivimos y morimos en sociedad. Por ello, la educación dirigida a la convivencia es muy importante.
Esta formación se da cada vez más en las escuelas. Pero los padres no podemos delegarla completamente a los maestros. La convivencia se da en todos los ámbitos de individuo, y debe educarse en todos ellos.
La educación en convivencia no suele ser uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos los padres. Sin embargo, nunca viene mal repasar algunas pautas que nos pueden ser de utilidad.

Decir Gracias

Dar las gracias suele estar entre las primeras nociones que enseñamos a los niños. Al principio suelen adquirir este hábito con relativa facilidad, pero suele ser común también que suelan olvidarlo cuando son un poco más mayores. Debemos demostrarles la importancia de ser agradecido. La gratitud muestra simpatía y empatía por el otro. Además otorga reconocimiento. Dar las gracias, aún por los más pequeños detalles, fomenta el bienestar social y favorece la convivencia.

Saludar

El saludo esta presente, en muy diferentes formas, en todos los grupos sociales humanos. Hay que enseñar a nuestros niños la importancia del saludo, tanto al llegar, como al marcharse. Saludar demuestra consideración hacia los demás.

Escuchar

Convivir es conversar. Y toda conversación requiere de una escucha. Debemos inculcar la importancia de la escucha en la relación con los demás. Debemos explicarles que a todos nos gusta dar nuestra opinión, y que a todos, también, nos gusta que esa opinión sea atendida.

Responder a las preguntas

Es verdad, que los adultos solemos ser demasiado insistentes en preguntar a los niños. Preguntamos muchas cosas y, la mayoría de las veces, sobre aspectos que a ellos no les interesa. Sin embargo, debemos hacer ver que responder al otro es una norma de educación básica. Por otro lado, podemos dotarles de herramientas de comunicación asertiva para que puedan expresar su necesidad de no contestar sin perder la educación.

Asertividad

Educar en asertividad. Que sean capaces de expresar sus deseos de forma correcta. Que reconozcan que todos los individuos tienen derecho a demandar cualquier cosa sin necesidad de mostrarse agresivos.

Compartir

En una convivencia puede haber bienes comunes que deben poder ser utilizados por todos. La educación debe dirigirse a reducir el impulso del individualismo por acaparar todo. Por otro lado, hay que enseñarles los beneficios de compartir objetos propios en virtud de poder utilizar, en otro momento, otros objetos ajenos.

No comparar

Aceptar a los demás implica aceptar sus diferencias. Debemos enseñar que somos iguales en cuanto a que todos somos personas con nuestras emociones y pensamientos, pero que somos todos diferentes en diversos aspectos. No todos tenemos que tener lo mismo, hacer lo mismo o comportarnos de la misma forma.

Perdonar

Tanto si el daño ha sido intencionado como si fue involuntario. Han de entender que la importancia de perdonar radica en que es el primer paso para progresar en las relaciones. Pedir perdón es empatizar y reconocer los errores.
La educación en convivencia es una de las más importantes enseñanzas que vamos a proporcionar a nuestros hijos, ya que todo su vida se va a desarrollar en convivencia.
Facebooktwitterlinkedinmail

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

ACEPTAR
Aviso de cookies