En muchas ocasiones ya hemos hablado de la importancia de la actividad física en el desarrollo infantil. El deporte es necesario para los niños para su crecimiento tanto físico, como psicológico y social.

Y por esta razón, muchos padres nos planteamos en algún momento, apuntar a nuestros hijos a alguna actividad extraescolar deportiva. 

Dentro de toda la oferta deportiva, las disciplinas de equipo, presentan varios beneficios.

  • Sentimiento de Compañerismo: Es el primer resultado más evidente. La búsqueda de un objetivo conjunto genera empatía y favorece las relaciones de ayuda. Los niños se ven forzados a entender el juego cooperativo, y experimentan sus beneficios.
  • Mejora de la Autoestima: El refuerzo y apoyo constante de los compañeros supone una inyección motivadora muy positiva para los niños. No solo es que se sientan respaldados en sus logros, sino que también, los demás niños les enseñan de primera mano como superar las dificultades y mejorar.
  • Aumenta la Disciplina: El deporte en equipo requiere un seguimiento mayor de las reglas. Al ser varios los niños los participantes, los horarios y comportamientos están más controlados. El niño aprende a ser más disciplinado también por un respeto a sus compañeros. 
  • Aprendizaje de Habilidades Sociales: La convivencia en el grupo puede generar tensiones. En el equipo, aprenderá a solucionarlas, a buscar soluciones de cooperación para el bien común. Las diferencias se resuelven dentro del equipo, y se aprenderá también, a ser mediador entre otros compañeros.
  • Respeto a la Diversidad: En un equipo se encontrará con personas diferentes. Es probable que tenga niños de otros colegios, otros barrios, incluso con un año más o menos de edad. La diversidad enriquece y aprenderá en un entorno distinto.
  • Pensamiento Estratégico: El niño va a encontrarse con las dificultades de cada deporte. Cada juego tiene sus reglas y estrategias. Cada compañero tiene sus fortalezas y debilidades. El niño aprenderá sistemas de juego, tácticas y diferentes formas de lograr un objetivo.
  • Liderazgo: El deporte en equipo es el mejor entorno para el desarrollo del liderazgo. Y dentro de cada entrenamiento y cada partido, en niño va a tener oportunidad de aprenderlo y practicarlo.En ocasiones, tendrán que asumir la responsabilidad, motivar al equipo o delegar acciones.
  • Refuerza las Relaciones Familiares: Los torneos y campeonatos crean situaciones de convivencia familiar y nuevas oportunidades de comunicación. El niño se sentirá acompañado y apoyado. Pero cuidado, también se puede sentir observado y examinado. No olvidemos mostrar un apoyo positivo y siempre constructivo.

El deporte en equipo tiene muchos beneficios en el desarrollo infantil en particular, y en el del individuo en general. Tanto es así, que casi todos los deportes individuales se entrenan y se compiten de una forma agrupada (federaciones, grupos, asociaciones,…). 

Ahora sólo queda saber cuál elegir. Pero eso también es fácil: El que él o ella quiera.

Quizá también te interese: La importancia del deporte en las niñas.

Facebooktwitterlinkedinmail

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

ACEPTAR
Aviso de cookies